¿Quién es Estefanía y por qué cree que puede ayudarme?

La respuesta es simple. Porque alguna vez estuve en tu lugar.

Porque aunque hoy me siento tranquila, disfruto de cada instante y de lo que tengo, conecto con mi esencia, escucho a mi alma y hago lo que mi sexto sentido me dice…


No siempre fue así.

La respuesta es simple. Porque alguna vez estuve en tu lugar.

Porque, aunque hoy me siento tranquila, disfruto de cada instante y de lo que tengo, conecto con mi esencia, escucho a mi alma y hago lo que mi sexto sentido me dice…


No siempre fue así.

Te cuento un poco y entenderás por qué quiero enseñarte todo lo que se…

Estudié Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones, especialidad de Sonido e Imagen, y ¿por qué? Pues porque yo quería ser profesora (desde muy pequeña quería enseñar) y el director del colegio habló un día conmigo y me dijo que aprovechara mi capacidad y que hiciera alguna ingeniería en vez de magisterio, ya que enseñar podría hacerlo luego con otra carrera. Así que me lo pensé y decidí irme a Teleco a aprender más sobre las señales, la energía, la tele, el sonido… y ¡funcionó! Ahora enseño, aunque otro tipo de energía… y ¿sabes por qué?

Acabé mi carrera, hice un master de Diseño 3D, hice prácticas haciendo la tira leica de unos dibujos animados y justo cuando me llaman para trabajar a mi hermano le diagnostican una grave enfermedad y decido ayudarlo con su empresa. A partir de aquí dejo de ser yo y de hacer mis cosas para ayudar a la familia. Comienza una etapa dura… muy dura… En 2008 fallece mi hermano y parece que una mitad de mí se fue. Sentí que la vida no tenía sentido, pero gracias a mi pareja (ahora marido y padre de mis niños) me sentía arropada y seguí adelante.

En 2010 me convertí en madre por primera vez, y aquí comienza otro gran cambio en mi vida y en todo mi ser. Casi todo mi embarazo fue bastante bien, digo casi porque unas semanas antes de dar a luz me dio una parálisis facial y aquello fue muy traumático para mí.

A los nervios y miedos de la cercanía del parto se le unió que me sentía un monstruo y no quería que nadie me viera. Verme con media cara paralizada y torcida me marcó tanto que no me miré al espejo hasta tres meses después de dar a luz…

El parto fue bien y nació mi queridísima Elena, pero comenzó otra etapa muy estresante para mí… me sentía mal físicamente, mentalmente y muy perdida, con mucha información contradictoria… Quería ser la madre, mujer, la hija, trabajadora perfecta. Quería controlar todo… Todo ello me llevó a padecer depresión postparto, ataques de pánico, ansiedad, agorafobia, miedo a conducir y mil miedos más. (unido a la no aceptación de la muerte de mi hermano).

¿Mi hija? Ella muy bien, yo no dejé de atenderla y hacer todo lo correspondiente y más, pero lo pasaba fatal… cada vez que salíamos de casa era horroroso para mí, ir a comer a un restaurante, al parque… se me hacía todo cuesta arriba por mis miedos. quién lo haya pasado sabe lo malo que es… Busqué ayuda, terapias, productos que tomar… estudié diferentes métodos, terapias y fui mejorando.

En 2013 nació mi segundo hijo, mi queridísimo Alejandro. En esta etapa seguía torcida pero anímicamente mucho mejor y con la experiencia de la primera todo me fue muchísimo mejor, confiaba en mis decisiones y comencé a conectar con mi esencia para saber qué madre quería ser.

En 2015 monté mi propio centro de terapias porque quería ayudar a los demás y lograr que les fuera todo más fácil que a mí. Pero el gran cambio personal llegó en 2016 cuando conocí a Ilka Wandel comencé a realizar sesiones con ella y vi que esto tenía que ofrecerlo al mundo. Así comenzó mi formación como Energista. Que alegría! Entendía lo que me pasaba! No estaba loca! Era mi energía! Estaba baja! Todo cobraba sentido, entendí las señales en nosotros al igual que lo hice en su momento con las señales de televisión. La neuroplasticidad del cerebro, la mente consciente, la subconsciente y… todo encajaba. Y adiós agorafobia! Adiós miedo a conducir! ¡Hola Estefanía Alegre, libre, valiente, divertida!

Comenzó una etapa muy bonita atendiendo a muchas clientas con diferentes problemas, fobias, dolores y cursos en el ayuntamiento para mujeres emprendedoras con mi amiga Martina. Volví a ser yo, a confiar en mí y hacer lo que mi intuición me pedía… pero.. sí otro pero en 2017 le diagnostican otra grave enfermedad a mi hermana (eramos tres, yo la más pequeña, aún me salen lágrimas). Otra vez dejé mis sueños para ayudar a la familia, cierro mi centro para poder acompañar a mi hermana a diario en el hospital (igual que hacía con mi hermano, he sido y soy un pilar muy fuerte en mi familia). En 2018 fallece mi hermana y decido seguir con el negocio familiar. Aquí se remueve todo mi mundo de nuevo, pero tengo que agradecer tanto a la energía moderna que he podido llevarlo de otra manera. No voy a escribir sobre todo el dolor que he sentido y todo lo que he visto sufrir a mis hermanos y a mis padres. Los adoro. Valoro su fuerza y que sigan sonriendo para mis hijos y para mí. Aquí quiero destacar la fortaleza de mi madre, una mujer alegre y con coraje.

Por ello quiero ayudar a las mamás a poder vivir mejor, sin miedos, sin traumas, sin lucha, sin contradicciones, que sean ellas mismas y que críen con mucho amor que es lo único que queda y que sobrevivirá por siempre.

Durante este tiempo he seguido estudiando y empleando la energía moderna y en la actualidad he decidido que toca seguir con mis sueños y por ello me he decidido a lanzar una serie de programas para ayudar a las mamás. Veo a diario niños con miedos, madres estresadas que a la mínima están enfadadas con los niños, problemas que se pueden solucionar de manera diferente… Me gustaría que vieran que hay otra forma de hacer las cosas y de una manera sencilla, rápida, sin sufrir

Además, hay muchas creencias y me gustaría que actuaras en función de lo que está bien para ti, para tu familia, para tus hijos no para nadie o por quedar bien. Siempre con consciencia, sin dañar a nadie y con respeto.

Mi experiencia con mis niños y mis clientas me confirman cada día más que este es el camino.

Gracias por leer el resumen de mi historia. Me quedan muchas cosas que contarte, anécdotas y más, pero iré poco a poco.

Si tienes alguna duda, si te sientes identificada y necesitas algún consejo, contáctame.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Te ayudo?